Laboral: no se puede despedir por actividades políticas | Derechos Humanos

Laboral: no se puede despedir por actividades políticas

trabajador-incorporado-ejemplo copiaLa Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo no justificó el despido de un trabajador por desarrollar actividades políticas y sindicales. Aunque la empresa argumentó el mal desempeño del trabajador, de lo que no aportó prueba alguna, los jueces consideraron lo ocurrido como un caso de discriminación.

Se trata de la causa SENTENCIA DEFINITIVA Nº 91963 CAUSA Nº 73826/2015 AUTOS: "LELL WALTER HUGO C/ COCA COLA FEMSA DE BUENOS AIRES S.A. S/ JUICIO SUMARISIMO" en el mismo se detalla que la jueza a cargo, admitió la demanda fundada en los arts. 43 de la
Constitución Nacional, 47 de la ley 23.551 y 1 de la ley 23592, y declaró nulo el despido dispuesto por la accionada por entender que las pruebas producidas demostraban que la decisión de la patronal respondía a una actitud discriminatoria motivada por la actividad sindical y política desplegada por el actor, en la empresa. Condenó a la accionada a la reinstalación en su puesto de trabajo bajo apercibimiento de astreintes, al reintegro de los salarios devengados desde la fecha del despido, previo descuento de las ya percibidas por aquel en el
cumplimiento de la medida cautelar decretada en su favor, a una indemnización por daño moral por $ 30.000, más los intereses allí fijados, declaró admisible la querella por práctica desleal e impuso a la demandada una sanción de $ 20.000 por haber incurrido en la conducta tipificada en el art. 53 inc. g) de la ley 23551.-
Por su parte la empresa sostuvo que no existió discriminación y que se probó la causa del despido. Señala que no se logró acreditar que la empleadora conociera la actividad política o gremial del actor, que en esas condiciones no corresponde la inversión de la carga probatoria, que no es viable la reinstalación solicitada, que no se acreditó la existencia de práctica desleal ni la existencia de daño moral. Solicitó además
compensación por las sumas adeudadas derivadas de la medida cautelar decretada.-

Con relación a la prueba, no corresponde exigir al trabajador la plena prueba del motivo discriminatorio, bastando que se aporten indicios suficientes y concordantes en el sentido expuesto y en tal contexto debe estarse a la carga dinámica de las pruebas, o sea, quien se encuentre en mejores condiciones, es quien debe demostrar objetivamente los hechos en los que se sustenta su obrar quedando a cargo del empleador la justificación de que el acto obedece a otros motivos y no a una actitud discriminatoria. Por tanto, quien se considere afectado
deberá demostrar que resulta lesionado por el acto que cuestiona y el empleador deberá acreditar que el despido tuvo como causa un motivo distinto para resolver el vínculo.-
En consecuencia cabe determinar si el despido, constituye un acto discriminatorio lesivo de la libertad sindical que viabilice la aplicación de la ley 23.592. El texto legal se refiere a actos u omisiones discriminatorios determinados entre otros por la " ideología, opinión política o gremial,....".-

Escribir un comentario

No se publicarán más comentarios con nombres anónimos o de fantasía subidos con emails de dudosa existencia.
Comentarios contengan imputaciones de delitos a terceros que no hayan sido comprobados por la justicia. Serán despublicados.
El sistema de comentarios tiene una "cola de moderación", son revisados previamente a ser publicados.


Código de seguridad
Refescar

Salta Noticias en Google

Auspician