Salta marchó contra la 2x1 | Derechos Humanos

Salta marchó contra la 2x1

marchadosporunoLa tarde del miércoles 10 de mayo, Salta mostró un lado diferente al habitual en las movilizaciones populares. Los pañuelos blancos emblemáticos de las Madres de Plaza de Mayo tuvieron su justa réplica en la norteña ciudad con unos al menos cuatro mil ciudadanos protestando por el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que pretendió liberar a los genocidas autores de crímenes en contra de la humanidad.

"Macri basura, vos sos la dictadura" un cántico abrazaba la fría tarde noche en las avenidas del microcentro salteño. Las organizaciones de DDHH, gremiales, políticas y culturales, recorrían como en una procesión, cada lugar en el que fueron torturados y desaparecidos, durante los '70s, militantes políticos y sindicales. Las agrupaciones abarcaron todo con sus pancartas y el nítido repudio a una medida que pretendió dejar sin castigo a los principales autores del genocidio argentino bajo el terrorismo de Estado.

Los principales referentes de las organizaciones de DDHH, todos ellos familiares y víctimas de la dictadura, respondieron a la convocatoria que no se amedrentó ante la llovizna, ni las bajas temperaturas de la época. Al marchar, incluso superando las diferencias políticas entre sectores con marcado antagonismo, se representó la unanimidad social de una población a la que no le resulta indiferente, esta determinación judicial que fuera descartada también por el parlamento nacional.

"como los nazis a donde vayan los iremos a buscar" era una advertencia a vos en cuello que los manifestantes expresaban  a la par del cántico "teke teke toca toca, la memoria no se toca, dos por unos las pelotas" con la fuerza de quienes encabezaban la marcha, los concurrentes hacían saber su firme propósito de no permitir que la voluntad política de los miembros de la Corte argentina, liberen bajo un indulto solapado a quienes fueron juzgados y hallados culpables por los delitos de lesa humanidad.

Frente a la oficina central de la Policía provincial permanecieron por varios minutos, ubicados en calle General Güemes para protestar contra las detenciones arbitrarias cometidas por esta institución en contra de once estudiantes de la Universidad Nacional en Salta, como así también de los dirigentes gremiales de ATE en Cerrillos que reclamaban un aumento salarial de $500, más indumentaria para trabajos de limpieza en la comuna. Es que en Salta se suscitan estos hechos deleznables tal como viene pasando en otros distritos del país, donde las policías locales, han salido a reprimir a los ciudadanos que ejerzan el derecho a la protesta social. Esta criminalidad sobre obreros y estudiantes es muy similar a la aplicada cuando el terrorismo de Estado imperó en Argentina.

La manifestación convocada por las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, fue respondida sobradamente en Salta, con una marcha sin precedentes en la que los pañuelos blancos simbolizaron el enérgico repudio a una medida de impunidad en contra de los desaparecidos y también de la seguridad cívica de la actual población. Se entiende que la liberación del ex comisario bonaerense Etchecolatz - responsable de la desaparición de Jorge Julio López- luego de testificar en su contra, daría campo de acción para un regreso a las prácticas de secuestro, tortura y venganza por parte de este ex funcionario policial y como él, muchos otros partícipes y colaboracionistas del régimen terrorista.

Apropiadores, torturados, ladrones, violadores, asesinos... los genocidas de la dictadura necesitaron para sus cometidos un brazo civil que los contuviera económicamente y eso fue a través de un sector del empresariado en el que Mauricio Macri y su familia, no están exentos. Además del sector judicial que ahora dejó a vistas claras, el rol que cumplieron para proteger a estos criminales.

¡30 mil compañeros desaparecidos: presentes! gritaba la voz de una salteña perteneciente a la agrupación H.I.J.OS. conductora de la marcha local, los manifestantes le respondían: AHORA Y SIEMPRE! los vecinos que se desplazaban por el centro de la ciudad, no eran indiferentes a lo que sucedían y por ello, acompañaban el paso de la columna con aplausos, cánticos o tomando fotografías con sus celulares. Hubo un clima de profunda emoción que culminó en la recova del Cabildo con discursos por parte de los dirigentes universitarios, estudiantes y profesores, junto a referentes de espacios políticos partidarios como son el Partido Comunista, la Agrupación militante kirchnerista El Aguante, el sector de extracción radical como el Frente Plural, el PJ, Patria Grande, Descamisados, JP, entre otros. Todos coincidieron en no dejar de lado la premisa de MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA. Exigieron al gobierno local, terminar con las detenciones arbitrarias y en esto recordaron lo sucedido en Salta y la permanencia en la cárcel jujeña de la líder barrial, Milagro Sala. 

Recordaron que las medidas económicas implementadas por la administración nacional con una inflación creciente, la ola de despidos, el cierre de fábricas, la reducción de personal en el fuero público, el descontrol de precios, el aumento en los servicios públicos indispensables, el recorte en el área social que afecta a las mujeres, los jubilados, la suspensión de las paritarias, la represión a los docentes y todos lo que genera un retroceso en los derechos y garantías, obedecen a un gobierno neoliberal que continúa con el plan de la dictadura y que en este contexto es un aggiornamiento de primigenio Plan Cóndor.

Las banderas, pancartas y carteles se replegaron alrededor de las 20.30hs, la desconcentración fue pacífica y espontánea, las batucadas dejaron su bronca puesta en las calles de una Salta que levantó los pañuelos blancos con evidente malestar por todos los sucesos que tienen en un clima de inestabilidad al país. Se viven tiempos complejos en un año electoral, donde las urnas no serán sólo para elegir a los legisladores nacionales, provinciales y comunales, sino también para plesbicitar el rumbo de un partido conservador integrado por los empresarios de las multinacionales que financiaron el Golpe de Estado del '76 y que hoy se resguardan bajo el lema de "Cambiemos" en un partido político cuyas siglas retrotrae a la historia argentina a esa nefasta época de dolor y muerte: PRO - proceso de reorganización-. Marchar no fue un desahogo, sino una advertencia. Final abierto al creciente malestar de la población en todo el país.

Escribir un comentario

No se publicarán más comentarios con nombres anónimos o de fantasía subidos con emails de dudosa existencia.
Comentarios contengan imputaciones de delitos a terceros que no hayan sido comprobados por la justicia. Serán despublicados.
El sistema de comentarios tiene una "cola de moderación", son revisados previamente a ser publicados.


Código de seguridad
Refescar

Salta Noticias en Google

Auspician