Culpar a la víctima | Derechos Humanos

Culpar a la víctima

adolescente-abuso-mazzoneLa lógica perversa del poder económico, político, feudal de esta Salta femicida, obliga a que las víctimas por corrupción de menores, tengan que poseer un historial impecable de moralidad que los propios funcionarios de la ley, jerarquizados por la función pública en la administración urtubeicista; no poseen y sean ellas, las víctimas, quienes deban revertir la carga de la prueba.

Esto toda vez que en el caso del ex intendente Mazzone, su familia que vive del erario público, demuestra el sentir del conservadurismo local; donde la mujer que es pobre, no es mujer; las "niñas no son tan niñas" si es que a pesar de su corta edad son madres. El caso citado por la abogada Mónica Menini con respecto a su colega -pariente del procesado- Liliana Mazzone, pone en evidencia el patriarcado en plena acción. Quizá la familia debiera revisar su propio historial sobre madres adolescentes y "niñas que no son tan niñas" la gravedad del asunto, radica en la impunidad que habita en los pueblos, donde se considera que la mujer le pertenece al mandamás, sobre todo si es pobre.
Triste experiencia queda de esto, en el sólo hecho de pensar que para los Mazzone, como para el atroz gobierno que los sostiene políticamente, lo "mejor que pudo pasar a las adolescentes de El Bordo, sea una "fiesta privada con el intendente, menores de edad y todos en ropa íntima"
Ése es el ideario de clase que los moviliza.

Nota pública de la abogada Mónica MENINI

Sobre la defensa de la funcionaria Liliana Mazzone a su pariente:
En estos días hemos presenciado una defensa via facebook de un ex intendente salteño actualmente imputado y en desarrollo el proceso penal por el delito de corrupción de menores agravado por abuso de autoridad, conocido como "Chicho Mazzone". La "defensora" es la Dra. Liliana Mazzone, abogada, prima del imputado y actual funcionaria del Gobierno de Salta.
Publica la Dra. Mazzone fotos de las niñas, todas menores de edad al momento del hecho de la corrupción, queriendo entrever al público usuario de la red social que no son "tan niñas" porque ya han sido madres o porque publican fotos sensuales en sus muros. En términos legales se supone que pretende alegar que no existe el bien jurídico afectado: la integridad sexual.
En primer lugar debemos aclarar que en el proceso no se juzgan las acciones de las victimas sino del imputado que en el momento del hecho era el intendente de El Bordo en una fiesta privada, en su casa, con menores de edad en ropa interior mientras él con el torso desnudo y un tetrabrik en su mano se sacaba fotos con estas adolescentes que terminaron publicadas en un diario local.
El Art 125 del Código Penal dice: "El que promoviere o facilitare la corrupción de menores de dieciocho años, aunque mediare el consentimiento de la víctima será reprimido con reclusión o prisión de tres a diez años. La pena será de seis a quince años de reclusión o prisión cuando la víctima fuera menor de trece años.
Cualquiera que fuese la edad de la víctima, la pena será de reclusión o prisión de diez a quince años, cuando mediare engaño, violencia, amenaza, abuso de autoridad o cualquier otro medio de intimidación o coerción, como también si el autor fuera ascendiente, cónyuge, hermano, tutor o persona conviviente o encargada de su educación o guarda."
Algunos puntos para aclarar porque la Dra Liliana Mazzone está profundamente equivocada en su defensa y pone de manifiesto, una vez más, que en su carácter de funcionaria del gobierno salteño su posición respecto de los derechos de niñas y mujeres víctimas de violencias sexuales resulta altamente preocupante:
1- "No se trata de un delito de resultado material, sino un delito formal, porque su criminalidad reside ya en el peligro de que la conducta del autor corrompa o prostituya o mantenga en la corrupción o prostitución a la víctima", (NÚÑEZ, Ricardo, Tratado de derecho penal, pág. 341).
2- "Facilitar la corrupción de un menor quiere decir hacer más fácil o posible su corrupción, como iniciación, mantenimiento o empeoramiento de ese estado. El facilitador no es solo, en consecuencia, el que allana los obstáculos para la corrupción del menor, sino también el que, sin salvar impedimentos encontrados por el menor para consumar su torpe conducta, le proporciona o entrega medios favorecedores, aunque no le sean indispensables" (NÚÑEZ, Ricardo, ob. cit., pág. 348). Asimismo, se sostuvo que "Facilitar es poner a disposición la oportunidad o los medios para que el sujeto pasivo se corrompa" (FONTÁN BALESTRA, Carlos, Tratado de derecho penal, pág.259).
Nos nos confundamos, la violencia sexual es una de las violencias hacia niñas, adolescentes y mujeres que mas nos ha costado, y nos sigue costando, a las mujeres visibilizar y SANCIONAR.
#NiUnaMenos – Monica Menini, abogada, Especialista en Género y Política Pública.

Escribir un comentario

No se publicarán más comentarios con nombres anónimos o de fantasía subidos con emails de dudosa existencia.
Comentarios contengan imputaciones de delitos a terceros que no hayan sido comprobados por la justicia. Serán despublicados.
El sistema de comentarios tiene una "cola de moderación", son revisados previamente a ser publicados.


Código de seguridad
Refescar

Salta Noticias en Google

Auspician