La joven wichí que dejó su casa en Apolinario Saravia para ir a Buenos Aires con lo puesto y sin decir nada a su familia, todavía es investigada por la fiscalia de Apolinario Saravia, a pedido de sus familiares y si bien la fiscalía provincial presentó informes a los mismos, los requerimientos judiciales continuarán por el estado de los pequeños hijos de Ana que continúan esperando su regreso.

Por extravío de persona es la investigación que las autoridades judiciales iniciaron desde Salta ante la desaparición, durante la primera semana de enero, de Ana María Gray, al desconocerse el paradero de la joven wichi que vive en el barrio El Obraje 2, Apolinario Saravia y de quien aseguran fuentes periciales, se habría relacionado con un hombre radicado en Buenos Aires y que por cuestiones de índole personal, decidiera Gray, irse de su casa mientras dormían sus mellizos y sus padres y hermanos se encontraban abocados a tareas rurales, lejos del hogar.

Con la ropa puesta y los pasajes que el hombre le habría comprado, Ana María de 32 años de edad, se subió a un colectivo hasta Joaquín V  González y de allí hasta Capital Federal. Un operativo policial realizado por pedido de su madre, quien al retornar de cuidar un domicilio, se dio con que los niños estaban solos y que su madre se había ausentado del hogar sin dar precisiones; constató que estaba en el conurbano bonaerense, partido de La Matanza, compartiendo una vivienda tipo inquilinato, con otras mujeres, que le eran desconocidas y con el hombre que se supone sería su pareja, a partir de una relación virtual iniciada por la red social Facebook.

Al haber dado con Ana Gray, la Policía a través de la sección dedicada a investigar las redes de Trata de Personas, informó a un solo medio periodístico asegurando  que la mujer estaba en buen estado físico y mental y por propia voluntad en un domicilio bonaerense, junto a otros adultos y que les había manifestado su negativa a retornar por ahora a su lugar de origen, con sus hijos pequeños y su familia.

anagrayfoto

Comunicados por Whatsapp

Con el transcurrir de los días, luego de la noche del 6 de enero de 2019, una amiga de Ana le habría mencionado a la familia Gray que no la iban a encontrar porque se fue a Buenos Aires. Esto fue luego reiterado por una prima de Ana, quien dijo haber logrado una comunicación extraña para la relación habitual entre ellas, en la que la joven desaparecida enviaba fotos y precisiones de la casa en la que se encontraba y la confirmación de que no volvería a Apolinario Saravia, por el momento.

Sospechas de la investigación encarada

Ante esta realidad y enterados los progenitores de la joven del suceso, se negaron a dar por terminada la búsqueda y junto a organizaciones civiles, continuaron exigiendo que se haga todo lo posible para asegurar una comunicación con Ana María, constatar su verdadero estado emocional y físico; como así también averiguar la causa del alejamiento con sus hijos.

En la mañana del lunes 21 de enero, en la ciudad de JV González, la Fiscalía provincial, comunicó a los padres de Ana Gray una comunicación presentada por la Policía Federal y la División Trata de Personas que en su detalle descriptivo argumenta la voluntad de la mujer para quedarse en Buenos Aires y por tanto culminarán el procedimiento de búsqueda y rescate.

Ante esto y por pedido de los Gray, la Fiscalía mantendrá la investigación abierta mientras un abogado de JV González inicia los trámites judiciales para que la mujer se presente por las responsabilidades legales que le caben como madre.

Ramona Antonia es la madre de Ana María, ella es quien inició la denuncia tras la abrupta desaparición de su hija y quien está siguiendo los trámites pertinentes porque no comprende el cambio de actitud de la joven mujer, al punto de dejar su entorno, casa e hijos para ir, supuestamente, a vivir con un hombre que le era desconocido.

Ampliaciones de denuncias en la Nación

Tras las dudas que le generan a Ramona, las circunstancias de esta decisión de Ana María, organizaciones que luchan contra la Trata y asociaciones que apoyan la búsqueda, lograron realizar una ampliación de las denuncias y consecuentemente que la Oficina de Rescate de la Justicia Nacional, continúe con la investigación.

Entre las organizaciones firmantes del comunicado emitido el pasado 18 de enero, se encuentra la Seccional Hospital Paroissien de CICOP( Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires) La Matanza, partido bonaerense donde estaría Ana Gray, desde su llegada a esa provincia. Junto a estos organismos, figuran: Misión Emanuel. Fundación Volviendo a Casa. Red de Mujeres de Anta. Furia Feminista. LA MARX NACIONAL. Reagrupamiento hacia el PST. *Alejandro Benedetti y Greta Roquero periodistas. Teresita Frías, periodista popular. Laura Noé Pérez Prensa Genérica. Iniciativa Estudiantil UNSAM. Corriente Nacional Martín Fierro. Néstor Labbé, Edición, UBA. Gisela Honorio, UBA. Evangelina Carneiro, Edición, UBA. Liliana Figueroa. Enraizadas en la Lucha. "Comisión de difusión del Joaquín V. González.  Colectivo el Fracaso del Patriarcado. Apostasía de Genero. Comisión de Mujeres indígenas ARETEDE.  Revolución abolicionista. Agrupación Músicos y No músicos.- Defensa Indígena. Lof Paicil antxiaw. Organización Wichí Manos Unidas. Sandra Vargas Concejal. Vecinos Autoconvocados contra la CEAMSE.  Centro Cultural Deportivo y Ambiental Galpón 3. Graciela Olivieri, escritora. Hilda Rauwolf. Abogada UBA. Lucia Scaglíone Fundación Mujeres Creciendo.  Resistencia Chaco, entre vecinos y otras asociaciones.

Molestias del auxiliar fiscal

Por el petitorio de la comunidad wichí y ante los rumores de responsabilizar a la justicia de Apolinario Saravia por cualquier cosa que pudiera sucederle a Ana María Gray, el auxiliar del fiscal, en declaraciones a medios periodísticos de la zona, se mostró ofuscado al considerar que la investigación policial de la División TRATA DE PERSONAS y de la Policía Federal a través del SISTEMA FEDERAL DE INVESTIGACIÓN Y BÚSQUEDA, dan por concluido el caso y que acercaron las pericias suficientes en las que se sostiene la voluntad de la mujer wichi para radicarse en Buenos Aires con el hombre de apellido Márquez e incluso de buscar trabajo allí para iniciar una nueva vida: "parece que hay gente que quiere que fracase la Justicia de Saravia" se quejó el funcionario quien manifestó ser un "agente de la ley".

En una entrevista sobre el tema, el letrado, mencionó: “en un comunicado ponen se hace responsable a la Fiscalia Penal de Apolinario Saravia y se hace responsable a la Fiscalia Penal de JV González, en caso que pudiera pasar algo a la señora Gray. Yo digo con qué actitud y con qué facultad, la persona hace tan fácil responsable, sin primero poder averiguar, como fue la búsqueda.

La Policía Federal Argentina, se entrevistó todo un día con la señora Gray. La localizaron a la señora Gray. Se sabe dónde está, tengo la calle, tengo el domicilio. Mañana vienen los padres de la señora Gray a que le instruya sobre las fotos, los documentos, sobre un declaración que brindó la señora Gray a la Policía Federal en Buenos Aires con su firma de puño y letra donde ella manifiesta que no va a venir a la ciudad de Salta, que quiere un trabajo y que tiene a los padres en Salta y sus hijos acá.

Ahora bien lo que primero hace la fiscalía es ver si hay un delito de trata de personas, o sea, el error que ponen es que la fiscalía no intervino bien y no se dio una intervención a la División Trata ¿cómo no se va a dar intervención si yo tuve el mando de la Policía Federal y gente del sector, la División trata, durante doce horas el día de la Investigación donde ellos me la localizan a la chica a través de distintos métodos que tienen.

Otra cuestión que por supuesto se equivocan, dicen que la Fiscalia ha cerrado todo tipo de investigación. No. Yo sigo investigando por el desemboque que no hay un delito de trata de personas, atento a que la señora se encuentra ahí por sus propios medios. Que tomó el colectivo FlechaBus y se fue a Buenos Aires porque el señor, el señor de apellido Márquez, que en este momento no recuerdo el nombre, fue quien le pagó el colectivo.

Sí los dejó a sus hijos. Está mal. No quiere volver a ver a sus padres. Está mal, pero es una cuestión que de ahí a trata de personas y a que yo maneje mal la investigación… ¡hay una distancia como de aquí a la China! Expresó molesto el auxiliar de fiscalía penal, Sergio Dantur.

0
0
0
s2sdefault

Artículos de la misma categoría

Noticias relacionadas

Breadcrumbs