El terror del poder económico es que el popular reaccione ante las presiones del hambre, la pérdida de derechos, el acceso a los servicios humanitarios como salud, educación y seguridad. No logran entender que a pesar de la condena social, a la que someten al Pueblo argentino, la reacción es el rechazo manifiesto a las decisiones sobre la economía, pero esperan que el Gobierno conservador termine su mandato, para reaccionar a través del voto y no de la violencia.

Se han provisto de todo, quitándole todo a un Pueblo de buena gente, trabajadora y de gustos simples como el fútbol, los asados del domingo, las vacaciones, la fiesta de fin de año... esa sencillez que tiene la clase trabajadora para sus placeres cotidianos. La codicia que sostiene el sistema de especulación, agio y la matriz financista basada en el robo colectivo, hace que quienes son los privilegiados de estas medidas asesinas, teman los saqueos que están en danza porque claro, el pobre no tiene trabajo, tiene hambre; no tiene educación, tiene bronca... en esta realidad de una sola mirada y pensamiento único se rebaja a los más vulnerados a una categoría excluyente de los planteos de ciudadanía que regían hasta hace tres años atrás, antes de la llegada del Gobierno conservador porteño, liderado por Mauricio Macri.

Los financista viven de la riqueza provocada por la renta al dinero, un sistema de especuladores que debe ser mantenido con las restricciones al grueso poblacional. En este contexto, se ha corrompido a las instituciones de la República y la justicia por mano propia, que no es Justicia sino venganza y odio de clases; llevan a la cacería cruel de niños y niñas, jóvenes de los estratos sociales pobres, sindicados como presuntos delincuentes. Sirva como triste ejemplo de esto, el pequeño de 13 años que fue baleado, asesinado en la ciudad de Sáenz Peña, provincia de Chaco. No sólo le quitaron la vida, sino que los medios porteños lo señalaron como un saqueador, para justificar la atrocidad del infanticidio. Dieron por las redes sociales, una imagen que no correspondía al muchacho muerto, con una pistola, para que esa imagen representara el argumento bajo el cual, matar es válido. El conservadurismo disculpa sus crímenes de lesa humanidad para que la etiqueta de dictadura no le sea puesta y con ello, Macri evita que se hable de Terrorismo de Estado, toda vez que las policías provinciales y las fuerzas militarizadas, bajo su mando como Comandante en Jefe, actúan de modo deliberado y atroz.

Chequeado confirmó la fake news en contra del nene chaqueño

Una campaña de redes sociales para instalar la necesidad de matar a cualquier niño que robe por hambre, por pobre, por ser un niño no rico, no blanco, no humano; las categorías que fija como sujeto de la periferia, el conservadurismo, se hace presente en esta imagen viralizada que no sólo no correspondía a la víctima, sino que además fue dada a conocer para que la bala que lo asesinó, no fuera encontrada.
Publican los colegas del chequeado.com: "La foto que circula en redes sociales no corresponde a Ismael Ramírez, quien murió el lunes último en la localidad chaqueña de Sáenz Peña. Fue publicada por otro adolescente en su perfil público de Facebook. La hermana y una maestro del colegio de Ismael confirmaron que la imagen no es del joven asesinado.

La noche del lunes 3 de septiembre último hubo un intento de saqueo en Presidente Sáenz Peña, una localidad de la provincia de Chaco. En un enfrentamiento que se produjo entre las fuerzas de seguridad locales y federales y las personas que intentaban ingresar en un supermercado, un adolescente de 13 años, Ismael Ramírez, perdió la vida, según señaló el fiscal de la causa Marcelo Soto. Los siguientes días circuló en Facebook una imagen de un chico armado y se indicó que se trataba del joven asesinado. Sin embargo, el adolescente de la foto no es Ismael.

Según pudo comprobar Chequeado, la foto que circula en redes sociales fue publicada por otro adolescente en su perfil público de Facebook y no por Ismael Ramírez.

En una entrevista con Radio Con Vos, la hermana de la víctima, Ivana Ramírez, confirmó que la persona de la foto que se ve en redes sociales no es su hermano. En esa misma nota afirmó: “El que aparece no es Ismael, porque él no tiene tatuajes ni armas”. Además, aclaró: “El chico de la foto lo conocemos del barrio”.

Una maestra de Ismael, Patricia Ramírez, difundió en su cuenta de Facebook y a través de las redes de la Revista Cítrica un mensaje en el que también aclaró que la imagen que se viralizó no era del joven fallecido. Además, la docente de la Escuela Nº 225 “Granaderos de San Martín” confirmó la falsedad de la foto durante una entrevista en Radio 10.

Chequeado se contactó con la hermana del menor y también con su maestra, pero hasta el momento no obtuvo respuesta. La publicación de Facebook con la foto falsa del joven fue compartida 14 mil veces en la red social. Además, tuvo más de 900 comentarios y 800 reacciones. La imagen falsa también fue difundida en Twitter, de hecho el actor Alfredo Casero la compartió en su cuenta como si fuese real.

Actualmente, la investigación está a cargo del fiscal Soto, a cargo de la Fiscalía de Investigaciones N° 4 de la localidad Presidente Sáenz Peña. Según declaraciones del fiscal (ver acá y acá), “hubo otro menor herido” y “ya hay 19 detenidos” por estos hechos. También señaló que se realizan dos investigaciones en paralelo: por un lado, para “esclarecer en qué circunstancia perdió la vida el joven” y, por el otro, la de “los intentos de saqueo y otros delitos que se cometieron” el último lunes"
Por tal motivo es que decidimos publicar aquí la fotografía de la víctima de infanticidio, cuyo responsable unívoco es el Gobierno nacional, a cargo de Mauricio Macri. Gestor del sistema condenatorio de Argentina, con su población empobrecida en tres años.

0
0
0
s2sdefault

Artículos de la misma categoría

Noticias relacionadas

Breadcrumbs